Comienza la cuenta atrás. La negociación que deberá dilucidar de aquí a final de año el futuro de la normativa laboral en España ha arrancado con una reunión esta mañana en la que ha vuelto a quedar en evidencia una lejanía entre las partes que, a día de hoy, parece muy difícil de salvar. La «revolución laboral» anunciada por Díaz se ha retomado así tras el parón veraniego sin que haya habido acercamientos reseñables ni grandes cambios en los planteamientos ni por parte del Gobierno, ni de los sindicatos o empresarios. Tras el encuentro, el mayor optimismo se ha palpado en el ministerio de YolandaSeguir la noticia