Objetivo: controlar el dolor agudo postoperatorio

Objetivo: controlar el dolor agudo postoperatorio

Más de 300 millones de cirugías se realizan al año en todo el mundo, según datos de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) y la Sociedad Española del Dolor (SED), y la inmensa mayoría de ellas generan dolor agudo, una situación que, si no se resuelve adecuadamente, se puede cronificar. Esta cifra, junto con las que nos explican que cerca del 65% de los pacientes experimenta dolor intenso en algún momento de su recuperación, y que un 23% lo padece de forma moderada tras un procedimiento quirúrgico, convierten el dolor agudo postoperatorio (DAP) en un problema a tener muy en cuenta.

Sobre este asunto, así como sobre la situación de su abordaje en España, se habló en la Mesa «Dolor agudo postoperatorio», organizada por el suplemento A TU SALUD en colaboración con Grünenthal y celebrada en la casa de LA RAZÓN el pasado miércoles.

Porque, ¿está bien tratado el DAP en España? La respuesta es unánime entre todos los participantes: depende de la comunidad autónoma. Pero en lo que también coinciden es en que pese a esta desigual abordaje, ha habido notables avances en este campo, empezando por la concienciación del personal sanitario y por las mejoras en las herramientas para su tratamiento. «Hemos mejorado mucho sobre todo en la técnica quirúrgica con lo que llamamos “cirugía mínimamente invasiva”, pero la sociedad pide mucho más y en los últimos años se está poniendo más énfasis en el tratamiento del dolor, aunque aún hay elementos de mejora sobre todo en las estructuras desde el punto de vista organizativo», asegura Juan Luis López Romero anestesiólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

Los estudios estiman que la prevalencia del dolor postquirúrgico en España va desde el 16% al 69%. El 50% de los pacientes continúan con dolor al llegar a planta tras la operación; el 62%, lo mantiene 24 horas después, y persiste pasadas 48 horas en un 38% con riesgo a cronificarse si no se trata de forma adecuada. Algo que confirma María Huerta, directora de la Asociación Española de Pacientes con Dolor Neuropático, Neuralgia del Trigémino y disfunción del ATM: «En la asociación contamos con un registro de más de 4.000 pacientes, y de una muestra de 500 pacientes tenemos cifras de que el 65% sufre dolor agudo de los que al 35% se les ha cronificado, y esto es lo que hay que evitar». También recalca que el número de llamadas que reciben varía mucho de unas comunidades a otras.

Source: A tu salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *