El lunes, el peor día para ir a trabajar

El lunes, el peor día para ir a trabajar

El día de la semana con más accidentes de trabajo en 2016 fue el lunes, con 103.583 siniestros. A medida que transcurre la semana el número de accidentes va disminuyendo, con 76.659 en viernes. Durante el fin de semana se produjeron 32.735 accidentes en sábado y 20.783 en domingo, según las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que aún no ha publicado los datos correspondientes al año 2017.

En accidentes mortales dentro de la semana laboral se produjeron mayor cantidad de siniestros también los lunes, con 104 casos, y menor cantidad en martes, con 77. En fin de semana sucedieron 38 accidentes mortales en jornada en sábado y 21 en domingo.

En 2015, aunque los lunes volvieron a ser el día más «negro» en seguridad laboral, fueron sin embargo los martes cuando se registraron más víctimas mortales. De los 489.065 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral de 2016, 415.294 ocurrieron a asalariados del sector privado (84,9%), 61.560 a asalariados del sector público (12,6%) y 12.211 a trabajadores autónomos (2,5%).

En cuanto a los 496 accidentes mortales sucedidos en jornada laboral, 439 fueron asalariados del sector privado (88,5%), 32 del sector público (6,5%) y 25 autónomos (5,0%).

Según el tipo de contrato, los trabajadores con indefinido sufrieron 288.324 accidentes en jornada con baja (59%), mientras que 189.750 sucedieron a trabajadores con contrato temporal (38,8%). Un total de 10.991 accidentes sucedieron a trabajadores sin contrato de trabajo, en su mayoría autónomos (2,2%).

En cuanto a los accidentes mortales sucedidos en jornada laboral, 289 tenían contratos indefinidos (58,3%), 183 contratos temporales (36,9%) y 24 eran autónomos (4,8%).

ETT y subcontratas
En 2016, los accidentes con baja en jornada ocurridos a trabajadores cedidos a empresas de trabajo temporal (ETT) fueron 13.194 (2,7%), mientras que 38.403 accidentes (7,9%) sucedieron a trabajadores en contratas o subcontratas. En el caso de accidentes mortales, tres acaecieron a trabajadores cedidos por ETT (0,6%) y 54 a trabajadores en contratas y subcontratas (10,9%).

En cuanto a la distribución por edades, en los varones se observa que el índice de incidencia es más alto entre los más jóvenes y que la incidencia va disminuyendo paulatinamente con la edad. En las mujeres se observa un comportamiento distinto, pues los índices de incidencia más altos se dan en los tramos de 16 a 19 años y de 50 y más años, quedando por debajo de la media en las mujeres los índices de incidencia de los tramos de edad entre los 25 y los 44 años.

El 11,3%, extranjeros
De los 489.065 accidentes en jornada con baja, 439.813 ocurrieron a trabajadores con nacionalidad española (89,9%) y 49.252 (10,1%) a trabajadores con nacionalidad extranjera. De los 496 accidentes mortales, 440 sucedieron a trabajadores españoles (88,7%), 38 ocurrieron a trabajadores con nacionalidad de la Unión Europea y 18 a trabajadores de otras nacionalidades.

La duración media de las bajas por accidente de trabajo en jornada fue de 30,6 días y la más habitual de 14 días. Un 26% de los procesos tuvieron una duración superior a un mes de baja. En un 2,3% de los casos la duración de la baja fue superior a seis meses o finalizó en propuesta de incapacidad permanente.

Curiosamente, la actividad con las mayores duraciones medias fue la de hogares empleadores de personal doméstico, con 43,1 días. El sector con menores duraciones, la hostelería (25,6 días).

Por edad del trabajador accidentado, las duraciones medias de las bajas crecen conforme aumenta la edad, desde aproximadamente 22 días de media para los tramos de edad comprendida entre los 16 y los 29 años, hasta 44,2 días de media para las edades de 60 y más años.

Público y privado
Por situación profesional, la duración media fue de 29,6 días para los asalariados del sector privado, 34,5 días para los asalariados del sector público y de 43,9 días para los trabajadores por cuenta propia.

Por tipo de empresa, la duración media fue de 30,8 días para empresas actuantes por sí mismas, 30,4 días para contratas y subcontratas y 24,0 días para empresas de trabajo temporal.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *