Conoce los regalos por San Valentín que puedes hacer tú mismo

Conoce los regalos por San Valentín que puedes hacer tú mismo

Desde una pizza hasta una guirnalda de caramelos. Inspírate con estas ideas que te damos para que hagas tus propios regalos de San Valentín y sorprendas a tu ser amado.

Conoce los regalos por San Valentín que puedes hacer tú mismo

Érase una vez, hace no mucho tiempo… en que San Valentín era una celebración sexista. Las chicas esperaban a que ellos les regalasen ramos de flores, cajas de bombones y rematasen el día con una invitación a cenar. Y cualquiera que osase a salir de este patrón parecía que desafiaba las normas establecidas en el protocolo romántico.

Tanto si eres hombre como mujer, este año podrías celebrar de manera distinta… Y, si en vez de comprar los regalos ¿los haces tú mismo? Es una forma original de demostrarle a la otra persona que la quieres y de ahorrarte también dinero en regalos.

¡Ahí van unas cuantas ideas de regalos que puedes hacer tú mismo!

Una pizza con forma de corazón

solo necesitas comprar masa fresca de pizza (también puedes hacerla tú, pero te llevará más tiempo) y los ingredientes básicos (media lata de tomate, orégano, 100 gr. de queso mozzarella y media cebolla). A partir de ahí, echa mano de tu creatividad e incorpora todos aquellos ingredientes que te gusten.

Puedes usar un cortador en forma de corazón y hacer mini pizzas o bien moldear con tus manos la masa hasta conseguir la forma de corazón. Precalienta el horno a 200 grados y deja cocinar unos 10-15

Fresas y chocolate

¿A quién no le gusta esta combinación? Lo primero que hay que hacer es cortar las fresas por la mitad, colocando hacia abajo la parte cortada. Para que resulte más fácil unir dos mitades, usa un palillo.

Bañamos las fresas con chocolate para fundir y una vez que se seque retiramos el palillo. Si quieres, puedes decorarlas con gel de repostería.

Arte en lona

Los materiales que necesitas para esta manualidad son un lienzo de 12×12, pintura acrílica negra, cinta de pintor, tela arpillera roja, una pistola de pegamento y botones rojos de diferentes tamaños y acabados (para dar sensación de profundidad). Corta varias tiras gruesas de cinta de pintor y colócalas sobre el lienzo. Intenta que la distancia entre unas y otras sea más o menos la misma.

Comienza a pintar con el negro. Tendrás que dar varias capas (3 o 4) así que espera a que se seque cada capa para dar la siguiente. Cuando la pintura esté totalmente seca, retira las tiras de cinta, de tal manera, que te quede un fondo de rayas blancas y negras.

Por otro lado, haz una plantilla en forma de corazón y colócala sobre la tela arpillera y traza la forma. Recorta la tela con unas tijeras. Ahora, haz una pequeña línea con pegamento por el borde del corazón (cuidado que se sale por los agujeros de la tela) y sobre el mismo empieza a colocar los botones. Es más fácil si haces primero la forma y luego vas rellenando. Por último, pega el corazón sobre el lienzo.

Guirnalda de caramelos

Compra una bolsa grande con caramelos en forma de corazón que podrás encontrar en grandes tiendas. Coge una cuerda, los corazones y una pistola de pegamento caliente… y pega los corazones uno contra otro con la cuerda en medio.

Deja una separación y repite la misma acción tantas veces como quieras. Queda muy bonito para decorar una mesa o una lámpara.

Fuente: 20Minutos

RA

Categoria: 

Source: Informe21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *