Dia estudia reclamar a los consejeros cesados la devolución de sus retribuciones

Dia estudia reclamar a los consejeros cesados la devolución de sus retribuciones

Ni de día ni de noche. En la cadena de supermercados Dia no se duerme prácticamente nada desde hace meses. Los acontecimientos se encadenan uno detrás de otro, y no hay tiempo para centrarse en la solución de un único problema. Esta semana, se antojaba especialmente importante. El consejo de administración, con el nuevo CEO a la cabeza, Borja de la Cierva, se reunía para analizar y aprobar las cuentas del ejercicio pasado y dar el visto bueno al nuevo plan de negocio, llamado el «Nuevo Dia». Se respiraba cierta sensación de tranquilidad, porque con las decisiones tomadas, y tras lograr cerrar un acuerdo de refinanciación con la banca acreedora hasta mayo —condicionado eso sí, a hacer una ampliación de capital de 600 millones—, se empezaba a ver la luz al final del túnel. Calma chicha. De golpe y porrazo se dio de bruces con la realidad: opa al canto, eso sí «voluntaria», del máximo accionista de la cadena, el magnate ruso Mikhail Fridman, que cuenta con el 29,01% de las acciones a través del fondo Letterone. Una operación esperada hace meses y meses, pero no ahora.

Pero el consejo de Dia decide no alterar su estrategia pese a la opa de Fridman y mantiene sus tiempos previstos. Ayer, era otro día clave. Había expectación por conocer los resultados del ejercicio 2018 y las líneas maestras del nuevo plan estratégico. Pero hubo una información adicional que suscitó más atención. En un comunicado muy escueto Dia confirmó que denunciará ante la Fiscalía las cuentas de hace dos años, tras la investigación interna (forensic) impulsada en los últimos meses con el fin de «esclarecer los hechos que han dado lugar a determinados ajustes contables en las cuentas de 2017». «Una vez finalizada la investigación» realizada por E&Y y como resultado de ésta, «la compañía ha procedido a prestar una denuncia ante la Fiscalía continuando con el ejercicio de diligencia, responsabilidad y máxima transparencia desde el momento en el que tuvo conocimiento de los ajustes contables».

Según ha podido saber ABC, dicha investigación ha dado como resultado indicios de fraude en la gestión del grupo de supermercados en España y Brasil, y se habrían encontrado pruebas de que se ocultó de forma deliberada información al consejo, auditor y a los accionistas.

Además de las consecuencias que se derivarán de la denuncia ante la Fiscalía, los nuevos gestores de Dia están analizando la posibilidad de activar las cláusulas «clawback» (de reducción o devolución de retribuciones pagadas por cumplimiento de objetivos o rendimiento) a dos de los directivos cesados el año pasado, Ricardo Currás de Don Pablos y Antonio Coto Gutiérrez, tras encontrar las pruebas que confirman el fraude en su gestión.

Hay que recordar que el pasado mes de octubre la compañía anunció un recorte de beneficio en sus resultados de 2017, un hecho que desencadenó la crisis actual. Los más señalados fueron los dos exconsejeros delegados despedidos el pasado año, precisamente Currás y Coto, este último también exresponsable de la compañía en Brasil, y el antiguo director financiero, Amando Sánchez.

Pues bien, tanto el informe anual de Gobierno Corporativo como el informe anual sobre Remuneraciones de los Consejeros, ambos de 2018, dan las claves de lo que ocurrirá con dichos ejecutivos. En el primero de ellos, Dia explica que los «acuerdos contractuales incluyan una cláusula que permita a la sociedad reclamar el reembolso de los componentes variables de la remuneración cuando el pago haya estado ajustado a las condiciones de rendimiento o cuando se hayan abonado atendiendo a datos cuya inexactitud quede acreditada con posterioridad».

Por ello, en el segundo de sus informes, en el que explicita las remuneraciones de los consejeros, asegura que «a la fecha de elaboración de este informe, la Comisión de Nombramientos y Retribuciones está analizando, para su elevación al Consejo de Administración, la activación de las cláusulas ‘clawback’ sobre las distintas retribuciones abonadas a los consejeros ejecutivos cesados en 2018. Los resultados de dicho análisis, junto con la decisión a adoptar por esta Comisión y el Consejo serán comunicados oportunamente en el Informe Anual Sobre Remuneraciones de los consejeros correspondiente al ejercicio 2019».

Currás, que cesó de su cargo el pasado mes de agosto, cobró 2,56 millones por su labor y la indemnización que recibió. Una cantidad que causó que el consejo casi duplicara su remuneración el pasado curso, hasta los 3,9 millones de euros. Sin embargo, Dia tratará de recuperar parte de su salario de Currás mediante una cláusula de su contrato que permite «reclamar el reembolso cuando el pago no haya estado ajustado a las condiciones de rendimiento o cuando se hayan abonado atendiendo a datos cuya inexactitud quede acreditada con posterioridad».

Pésimos resultados
Mientras, a primera hora de la mañana, Dia presentaba ayer los peores resultados de su historia. La cadena de supermercados obtuvo unas pérdidas de 352 millones de euros y se encuentra en situación de quiebra técnica tras registrar un patrimonio neto negativo de 166 millones y contar con otros 92 millones en negativo de fondos propios. El grupo ahora deberá conseguir fondos para revertir esta situación límite. Además, la deuda de la compañía ha aumentado un 50% en el último año, hasta los 1.452 millones de euros.

Lo más inmediato que acometerá será el despido de hasta 2.100 empleados en España. Según ha podido saber ABC, las negociaciones de este ERE comenzarán a partir del próximo 18 de febrero. El planteamiento inicial del consejo es desprenderse de unas 600 tiendas que no son rentables para la compañía. En nuestro país Dia cuenta con un total de 26.693 empleados y 3.474 tiendas. La facturación de estas no fue buena en 2018, con una caída de ventas de 161,3 millones de euros. Los otros países donde opera la compañía —Portugal, Argentina y Brasil—, también registraron una bajada de las ventas, aunque menor que en España.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *