El oportunismo de Sánchez

El oportunismo de Sánchez

La desfachatez del presidente del Gobierno no conoce límites. Es de todos conocido y no nos faltan ejemplos. Sin embargo, lo de la semana pasada creo que supera todas sus marcas, y no era tarea fácil.

Apropiarse del mérito de los buenos datos de empleo que conocimos la semana pasada resulta inaudito. Cómo tiene el cuajo de anotarse ese tanto cuando su iniciativa económica estrella es derogar la reforma laboral, razón fundamental tras estos buenos datos de empleo de los últimos años.

El marketing político no vale para todo. Y menos que nada, entiendo, para hacer el ridículo. Sin embargo, no resulta nada descabellado pensar que esa guerra la tiene perdida antes de empezar. Y el principal responsable sería él mismo, el presidente del Gobierno. Su falta de coherencia se percibe en lo económico como un riesgo y supone un menoscabo muy serio a su credibilidad. El discurso de Sánchez se asemeja mucho al del peor Zapatero y todavía están muy recientes los estragos de aquellas políticas. La ausencia de criterio y oportunismo, marca de la casa, constituyen hoy, con algunas heridas de la recesión todavía sin haber cicatrizado bien, una losa muy grande para este Gobierno.

Cataluña por un lado y la economía por otro son las razones principales por las que resulta poco probable la hipótesis según la cual el señor Sánchez repita como presidente del Gobierno. Aunque Tezanos diga lo contrario. Alargará la legislatura lo que considere, pero en este caso, el tiempo no juega a su favor. Lo vimos en Andalucía y lo volveremos a ver en mayo. Disfrute de lo que le queda señor presidente.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *