El Supremo se desdice y fija que los clientes sigan pagando el impuesto de las hipotecas

El Supremo se desdice y fija que los clientes sigan pagando el impuesto de las hipotecas

Giro radical del Tribunal Supremo sobre el asunto del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en las hipotecas. Después de dos jornadas de intensas deliberaciones, los 28 magistrados reunidos en el pleno de la sala tercera del Alto Tribunal han acordado, por 15 votos a 13, volver al criterio por el cual es el cliente quien debe pagar el tributo al formalizar un crédito para la compra de vivienda. El texto de las tres sentencias sobre los rescursos analizados desde ayer por estos jueces se conocerá en los próximos días.

El pasado 18 de octubre la sección segunda de la salta tercera del Alto Tribunal falló, ante un recurso, que debe ser el banco y no el cliente, como venía suciendo en los últimos 30 años, quien debe pagar el impuesto de AJD de las hipotecas. De esta forma, el Supremo anulaba lo establecido por el reglamento del tributo y cambiaba la jurisprudencia anterior del propio Tribunal.

Ni 24 horas después de conocerse esa sentencia, en una decisión insólita que justificó por «la enorme repercusión económica y social» generada —la banca se hundió en Bolsa ante el temor a una factura millonaria por el pago con carácter retroactivo del impuesto—, el presidente de la sala de lo contencioso-administrativo, Luis María Díez-Picazo, frenó los recursos pendientes por esta materia y convocó al pleno a estudiar el caso para unifir doctrina, lo que se interpretó como una desautorización a la sección segunda. El presidente del Supremo, Carlos Lesmes, llegó a pedir perdón públicamente por el caos generado en el mercado hipotecario.

Esa desautorización a los seis magistrados de la sección segunda, aunque uno de ellos emitió un voto particular en contra, la ratificó ayer el pleno —en el que también votaron los 6 jueces de la sección segunda— al rechazar tres nuevos recursos sobre el sujeto pasivo del impuesto de AJD y volver a la doctrina anterior. Eso sí, los 28 magistrados llegaron a esa decisión tras dos días de discusión y una votación muy apretada (15 votos frente a 13) que evidencian la división y fractura total de la sala tercera en dos. De hecho, y según ha podido saber ABC, hasta media tarde de este martes, cuando se retomó el pleno tras un receso para comer, la sala se inclinaba, aunque también por minoría, por ratificar el criterio de que debe ser el banco quien asuma el impuesto.

Esta nuevo cambio de criterio del Supremo ha provocado ya las primeras reacciones de asociaciones de consumidores y partidos políticos. Facua ha calificado de «aberración» la decisión y ha recordado que en 2013 el Alto Tribunal decidió que «la banca se quedara con todo lo que defraudó con las cláusulas suelo». «La decisión del Tribunal Supremo que sea el cliente quien pague los impuestos de las hipoteca, corrigiéndose a si mismo, creo que es un grave error de consecuencias sociales imprevisibles», ha apuntado por su parte el presidente del Partido Popular de Cataluña, Xavier García Albiol, en su cuenta de Twitter. «Gana la banca y pierden los ciudadanos. La independencia del Tribunal Supremo está en entredicho; la democracia debilitada», ha apuntado por su parte el líder de Podemos, Pablo Iglesias.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *