William Nordhaus, Premio «Fronteras del Conocimiento» de la Fundación BBVA en junio

William Nordhaus, Premio «Fronteras del Conocimiento» de la Fundación BBVA en junio

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha reconocido a William Nordhaus, profesor en la Universidad de Yale, y también al profesor de la Universidad de Nueva York, Paul Romer, con el Premio Nobel de Economía este lunes. Se da la circunstancia de que Nordhaus es Premio Fundación BBVA «Fronteras del Conocimiento 2017» en la categoría de Cambio Climático.

Nordhaus fue reconocido en la décima edición de estos galardones por fundar el campo de la economía del cambio climático desarrollando «de forma pionera» –según explicaba el acta del jurado- «un modelo que integra las aportaciones de la ciencia del clima, la tecnología y la economía para responder a la pregunta: ¿Qué debe hacer el mundo para poner límites al cambio climático?».

Como afirmaba en aquellas fechas el acta del jurado, el modelo Nordhaus, llamado DICE (acrónimo de Dynamic Integrated Climate-Economy model) y su versión revisada que incorpora el enfoque regionalizado (RICE), se han convertido en una herramienta «ampliamente usada» para determinar los costes y beneficios de reducir las emisiones. Pionero en este campo, en el que comenzó a investigar en 1975 ahora son numerosos los economistas en todo el mundo que desarrollan y comparan sus modelos, con concluisiones

«Nordhaus ha usado su modelo y sus conocimientos de economía para evaluar los daños futuros debidos al cambio climático, el riesgo de daños catastróficos o el papel del cambio tecnológico en el sistema energético», apuntaba el acta. «Por la transparencia y la simplicidad de su abordaje, los modelos de Nordhaus se usan en todo el mundo para analizar las políticas relativas al clima», añadía.

Nordhaus declaró al recibir este reconocimiento que sus modelos «tratan de representar todas las relaciones fundamentales entre la economía y el clima de la manera más sencilla posible: variables como la población, el PNB, las emisiones de carbono y el cambio climático». Todo ello por medio de ecucaciones que representan la relación entre la población y el crecimiento económico por una parte, y las emisioens de gases y el cambio climático, por otra.

«Tardé mucho tiempo en desarrollar DICE porque fue necesario encontrar y juntar todas las piezas de este complicado puzle, de manera que pudiera analizarse con el software de un ordenador y obtener resultados», concluyó el ahora Premio Nobel.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *