Draghi advierte contra la banca en la sombra

Draghi advierte contra la banca en la sombra

Diez años después de la caída de Lehman, el sistema financiero europeo sigue sin estar blindado ante las crisis. El presidente del BCE, Mario Draghi, ha reconocido durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo que que la situación de economías emergentes como Turquía y Argentina tiene un efecto «limitado» sobre los bancos europeos, pero «afecta a bancos concretos que sí están expuestos». Y al margen de situaciones coyunturales, Draghi ha advertido que hay un aspecto del sistema financiero al que no han llegado los esfuerzos regulatorios de los gobiernos, que es la banca en la sombra. Esa expresión se utiliza en los mercados financieros para referirse a la intermediación crediticia que está fuera de la banca tradicional y que incluye los «hedge funds», fondos inmobiliarios y vehículos de inversión fuera de balance, que permiten a los acreedores moverse al margen de los controles de los reguladores bancarios y ofrecen rentabilidad en un entorno de tipos de interés muy bajos.

El sector de la banca en la sombra representa el 40% del sistema financiero de la Unión Europea, según cifras del Consejo Europeo de Riesgo Sistémico (CERS), un organismo independiente que se creó tras la crisis para detectar amenazas para la estabilidad financiera. El presidente de la patronal de la banca AEB, José Luis Roldan, considera por su parte que esta banca en la sombra supone el 25% del total de la intermediación financiera global, el 200% del PIB de la zona del euro. Draghi ha señalado que «los bancos hoy son más seguros pero no podemos ser complacientes» y ha sugerido que este sector requiere mayor control. Concretamente, ha considerado que se debería aplicar la regulación de los bancos al sector de banca en la sombra, por tratarse de un sistema bancario paralelo en el que entidades financieras no bancarias realizan actividades financieras que generan apalancamiento y participan en actividades de transformación de vencimientos y liquidez.

Draghi también ha reconocido que la gran amenaza que se cierne sobre la economía euro más a corto plazo sigue siendo el proteccionismo comercial. De hecho el BCE ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento europeo, en una décima para este año, hasta el 2%, y ora décima más para 2019 hasta el 1,8%.

El BCE elabora sus previsiones económicas según los aranceles implementados hasta el momento, por lo que el impacto final sobre la economía de la escalada que alcance la tensión comercial no queda reflejado en esos porcentajes. Draghi reconoce que el crecimiento se ha ralentizado respecto a la pujanza de 2017, aunque todavía se mantiene sólido en la zona euro, pero deja entrever que el efecto sobre la confianza y las implicaciones que puedan tener en la cadena de valor internacional las medidas proteccionistas anunciadas por el gobierno de EE.UU. podrían empeorar las previsiones. Prevé también que la inflación subyacente descienda para remontar a final de año, aunque la institución mantiene sin cambios su previsión de IPC para 2018, 2019 y 2020 en el 1,7%.

Por lo demás el BCE sigua a pies juntillas su hoja de ruta. Draghi sige hablando de finales de verano de 2019 para movimiento de tipos, precedido de una subida de la facilidad de depósito, en la actualidad en el -0,4. «El riesgo es que se suban los tipos en un momento más débil para la economía», una cuestión que ha debatido el Consejo «brevemente». Y ha reiterado que el BCE tiene previsto mantener la reinversión de los vencimientos de su deuda en balance, con lo que seguirá realizando adquisiciones por un largo período de tiempo una vez que haya finalizado el año próximo su programa de compras netas. De hecho, tales reinversiones garantizan compras por una cuantía de 183.000 millones de euros durante los próximos doce meses. Las reinversiones de deuda no han sido debatidas y respetarán el principio que han seguido las compras, en proporción al peso de cada país del euro en el capital del BCE.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *