Alemania y China escenifican armonía comercial

Alemania y China escenifican armonía comercial

Con una agenda marcadamente económica el primer ministro chino Li Keqiang ha llegado a Berlín para reunirse con la canciller alemana Angela Merkel. Con la guerra comercial entre Washington y Pekín declarada –los nuevos aranceles estadounidenses sobre los productos chinos entraron en vigor el viernes–, China reactiva su presencia comercial en Europa: Li participó el fin de semana recién pasado en la cumbre 16+1 en Sofia con países del Este de Europa donde cerró inversiones como las que acaba de firmar aquí: Volkswagen China Investment, la marca española Seat y el grupo Anhui Jianghuai Automobile construirán un centro de Investigación y Desarrollo y una plataforma para vehículos en China. Daimler, por su parte, informó de que cooperará en el área de la conducción automática y el transporte sostenible con la Universidad de Tsinghua y Bosch lo hará con N.I.O. en el área de sensores y unidades de control.

Según Siemens, la empresa con sede en Berlín ha firmado un memorando de entendimiento con Alibaba Cloud, la división de informática en la nube de Alibaba, para impulsar internet de las cosas (IoT) en China. Ambas empresas se prestarán mutuamente tecnología y recursos industriales para construir una solución única para el IoT, que es la interconexión digital con internet de servicios, procesos industriales y objetos como electrodomésticos. El presidente y consejero delegado de Siemens Joe Kaeser y el vicepresidente del grupo Alibaba, Simon Hu, firmaron el acuerdo en presencia de Merkel y Li. Siemens desarrollará además turbinas de gas de alto rendimiento con State Power Investment.

BMW por su parte amplía a 520.000 vehículos (en 2019) su capacidad de producción en China de la mano de Brilliance Automotive. El acuerdo firmado en Berlín –también en presencia de Merkel y Li–, contempla que los vehículos eléctricos BMW iX3 fabricados por la joint venture chino-alemana BMW Brilliance Automotive en las factorías de Tiexi y Dadong se destinen a la exportación fuera de este mercado. El presidente de Brilliance, Yumin Qi, afirmó que esta ‘joint venture’ con BMW representa una “historia de éxito única” y supone un ejemplo de colaboración sincera: “Este éxito conjunto está también ocasionando un desarrollo económico en la provincia de Liaoning, añadiendo empleos y prosperidad a miles de nuestros empleados en la región”, aseguró.

Merkel y Li destacaron su mutuo interés en comercio exterior minimizando al mínimo sus recelos en materia de derechos humanos, unos intereses muy ligados a las controvertidas decisiones de la primera economía mundial, como la guerra comercial iniciada por Donald Trump y su resolución de abandonar el pacto con Teherán. Merkel y Li enfatizaron su apuesta por un sistema comercial abierto, justo y multilateral, basado en el marco legal de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que prevé asimismo mecanismos para la solución de diferencias entre sus miembros: Merkel subrayó su “preocupación” por la aplicación de “aranceles que infringen las normas de la OMC” por parte de EEUU, mientras que Li pidió un comercio exterior “libre de interferencias externas” para el bien común y el “progreso”. “Sólo con armonía florece el comercio”, remachó el primer ministro chino, que abogó por el “multilateralismo” y la “economía de mercado”.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *