El uso efectivo de los recursos resulta esencial en la lucha contra el cáncer

El uso efectivo de los recursos resulta esencial en la lucha contra el cáncer

El uso efectivo de los recursos en salud resulta esencial para mejorar el diagnóstico oportuno del cáncer y el acceso a los tratamientos para disminuir la mortalidad de esta enfermedad, coincidieron hoy varios especialistas.

El uso efectivo de los recursos resulta esencial en la lucha contra el cáncer

Durante el Efe Fórum Salud “Ciudades organizadas contra el cáncer” celebrado durante la séptima edición del Roche Press Day se debatió el proyecto puesto en marcha en la ciudad colombiana de Cali (suroeste) para el diseño, planificación e implementación de las soluciones en la lucha contra el cáncer.

Rolando Camacho, consultor externo de la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), señaló que Cali ha logrado ser un modelo para los países latinoamericanos en la lucha contra esta enfermedad, la segunda causa de muerte en América Latina.

“Cali asumió el reto de lograr la convergencia de todos los actores que se pusieron a trabajar en conjunto como ciudad para decidir cuáles eran sus prioridades en el diagnóstico y tratamiento de cáncer”, señaló Camacho.

Cali, junto a Asunción (Paraguay) y Porto Alegre (Brasil) son las ciudades que forman parte de la iniciativa “Ciudades contra el Cáncer C/Can 2025”, un proyecto que busca ayudar a las ciudades en el desarrollo de soluciones para el control del cáncer.

María Cristina Lesmes, secretaria departamental de Salud del departamento del Valle del Cauca, cuya capital es Cali, señaló que si bien no ha sido un trabajo fácil, hasta ahora se ha logrado avanzar en varias etapas del proyecto.

“Hemos terminado con éxito la etapa del diagnóstico, estamos construyendo los proyectos en la etapa de la búsqueda de la financiación y también empezamos con la educación del recurso humano”, indicó.

Lesmes señaló que uno de los principales desafíos que enfrentan las ciudades en el combate contra el cáncer es justamente el acceso a un diagnóstico oportuno, ya que según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 60 y 70 % de los casos de cáncer en la región se diagnostican en etapas avanzadas.

Para Rolando Camacho, el diagnóstico oportuno es uno de los principales objetivos de UICC: “buscamos que haya un diagnóstico temprano, y para ello se necesita que los profesionales de la salud tengan educación para que sepan dirigir al paciente a que busquen ayuda ante los primeros síntomas”.

Camacho reconoció que si bien Cali ha logrado avances gracias a la iniciativa, aún se encuentran muchas barreras “como el estigma porque mucha gente aún no se convence de que si se trata a tiempo el cáncer puede ser curable”, dijo.

Es por ello que el especialista destacó la importancia de las campañas de concienciación para que tanto pacientes como profesionales de la salud sepan detectar a tiempo los síntomas de la enfermedad.

Carlos Estrada, gerente general de Roche en Colombia, coincidió en la importancia de la educación del personal de salud pues aseguró “es el punto inicial de partida para tratar cualquier enfermedad”.

Además, destacó el papel que juega la iniciativa privada para lograr la concienciación de las enfermedades ya que “el paciente debe entender la enfermedad, estar consciente de los síntomas y saber cuándo debe llegar al médico”.

Por su parte, Lesmes reconoció que uno de los grandes retos de las ciudades sigue siendo la financiación para el combate contra esta enfermedad, por lo que “es necesario encontrarles fuente a los recursos, el cual es uno de los trabajos más complicados”.

En ese sentido, Ramiro Guerrero, director del Centro de Estudios en Protección Social (Proesa), dijo que si bien es cierto que los recursos son necesarios lo más importante es “gastar bien, en lugar de gastar más”.

Detalló que en la región se tienen menos recursos “y por ende no podemos darnos el lujo de gastar mal”, aunque señaló que esto no se limita solo al dinero, sino también a los recursos humanos, el aprovechamiento de la infraestructura y las medicinas.

Por otra parte, Lesmes explicó que el trabajo de las ciudades para combatir enfermedades como el cáncer será complicado “pues llevará muchos años convencer a la población de cambiar sus estilos de vida”.

Dijo también que uno de los principales problemas que afrontan es la influencia de los grupos antivacunas, que bloquean, por ejemplo, que las niñas se vacunen contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), lo que las vuelve vulnerables al cáncer cervicouterino.

Finalmente, Rolando Camacho señaló que reducir un 25 % el número de muertes por cáncer, uno de los objetivos de desarrollo sustentable de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el 2025 no es un objetivo alcanzable, aunque destacó que el trabajo de ciudades como Cali, podrá ayudar en el futuro ha reducir la mortalidad de esta enfermedad en regiones como Latinoamérica.

EFE/ MF

Tags: 
Categoria: 

Source: Informe21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *