¿Quién se beneficia más de la globalización?

¿Quién se beneficia más de la globalización?

Donald Trump es solamente la cabeza más visible de una tendencia de pensamiento que gana terreno en muchos otros gobiernos, según la cual el libre comercio globalizado no es tan beneficioso como las políticas proteccionistas. Y para algunos países es así, según un estudio elaborado por la Fundación Bertelsmann y que concluye que la población de los países industrializados es la más beneficiada por los progresos de la globalización.

Este informe sitúa a Suiza en primera posición de los beneficiados en términos incremento medio del Producto Interior Bruto (PIB) por habitante gracias a la globalización entre 1990 y 2016 de 1.913 euros, seguida de Japón (1.502 euros), Finlandia (1.410), Irlanda (1.261), Israel (1.157) y Alemania (1.151). En última posición de la lista de 42 países se sitúa India (22 euros), precedida por China (79 euros), mientras que España se encuentra a mitad de escalada, en el puesto 23, con una mejor de la renta per cápita de 530 euros, por delante incluso del puesto 25 que ocupa Estados Unidos (445 euros).

Algunos países emergentes y con economías aparentemente boyantes salen sin embargo mal parados en este estudio, como Argentina (110 euros) y Rusia (116), en las posiciones 40 y 39 respectivamente, y México (122), que ocupa el puesto 38, y Brasil, que se situó en el 37 con 124 euros.

El estudio investiga además qué consecuencias tiene en las relaciones internacionales y en el bienestar de los ciudadanos de esos 42 países industriales el lugar que ocupan en el ranking. Estos datos demuestran que la globalización puede beneficiar notablemente el bienestar de un país y que el proteccionismo es el camino erróneo, pero la globalización debe ser establecida de forma que las personas estén en el centro. «Solo así alcanzará el verdadero éxito», defiende Aart De Geus, presidente de la Fundación Bertelsmann y quien subraya que el informe intenta determinar cuánto ha aumentado de media el producto interior bruto desde 1990 hasta 2016 en euros por habitante y año gracias a la globalización.

El secto textil, clave en España
España se mantiene en la franja media en este apartado de la lista, con un aumento de 530 euros en comparación con los 1.151 de Alemania o los 110 de Argentina, uno de los países perdedores en este aspecto respecto a los beneficios macro obtenidos por la globalización. La base de este cálculo es un índice elaborado por los expertos economistas de la empresa Prognos AG para la Fundación Bertelsmann.

En él se ve cómo las interrelaciones internacionales tienen efecto en los factores económicos, políticos y sociales de cada país, así como los distintos sectores que en cada país disfrutan de un grado diverso de globalización. En España, por ejemplo, destaca la globalización del sector textil, mucho mayor que la que ha alcanzado el sector alemán, que pierde en textil tanto como en electrónica doméstica, un sector que dominan los países que fabrican los teléfonos móviles.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *