El Festival de Cine de Gibara calienta motores con más y mejores películas

El Festival de Cine de Gibara calienta motores con más y mejores películas

El Festival de Cine de Gibara (Cuba), que llega a su 14 edición, recibió este año mayor cantidad de películas y de más calidad que en años precedentes, lo que demuestra el crecimiento de esta cita que nació en 2003 como “festival de cine pobre” para apoyar a los creadores de filmes de bajo presupuesto.

El Festival de Cine de Gibara calienta motores con más y mejores películas

“En esta edición estamos muy contentos”, afirmó hoy a Efe el actor Jorge Perugorría, presidente del Festival, durante la presentación de la campaña de comunicación previa al evento, que se celebrará del 1 al 7 de julio en la localidad de Gibara (Holguín), a unos 700 kilómetros de La Habana.

Todavía no se ha divulgado el número de cintas a concurso en esta edición, una información que se conocerá poco antes de la cita cinematográfica, al igual que todo el programa cultural paralelo.

Para Perugorría, la visibilidad que tuvo el Festival el año pasado -con España como país invitado- “ha ayudado a que la cantidad de películas que se ha presentado este año sea mayor y de mayor calidad, tanto en largometrajes de ficción como en documentales”.

Otro factor importante, a juicio del actor, ha sido que la cita se celebre de forma anual y no bienal, porque “al hacerse cada dos años, se enfriaba un poco y el resultado (de decidir que se lleve a cabo cada año) lo estamos empezando a ver ahora”.

El fallecido cineasta cubano Humberto Solás concibió este certamen en 2003 bajo la denominación de Festival Internacional de Cine Pobre para estimular a los autores de películas con un presupuesto menor de 300.000 dólares y alejados del elitismo cultural pero con alto rigor estético y ético.

En sus últimas ediciones, el festival se ha renovado, ha modificado su nombre y está promoviendo la participación de películas de todo el mundo, para así diferenciarse del Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, una de las principales citas culturales de Cuba.

“Ha crecido mucho y eso nos hace muy felices. Estamos potenciando que se presenten películas de Asia, de África, y hay algunas que van a estar. Y por supuesto de Iberoamérica y de Estados Unidos, pero nos interesa que haya un panorama del cine que se hace a nivel mundial”, señaló Perugorría.

Los organizadores también mantienen su apuesta por el “espíritu interactivo” del Festival, donde aunque el cine “es el protagonista que convoca”, también hay espacio para exposiciones de pintura, de fotografía, estrenos teatrales, gastronomía local “y toda la parte musical, que es muy fuerte”, sostuvo.

El año pasado la cita la abrió el cantautor cubano Pablo Milanés y este año lo hará otro de los grandes nombres de la música de la isla, Silvio Rodríguez.

“Va a ser una gran fiesta de las artes, en pleno verano, con un calor tremendo e incluso vamos a limpiar una playa de Gibara toda la gente del Festival”, refirió el actor.

Este año será la primera vez que el Festival Internacional de Cine de Gibara se celebre en verano, porque normalmente tiene lugar en abril, pero hubo que desplazar la fecha porque coincidía con los actos de inicio de legislatura y el nombramiento de un nuevo presidente.

A la cita, que ya no limita el presupuesto de los filmes a concurso, pueden concurrir materiales en su idioma original con subtítulos en español concluidos desde 2016 al año en curso en las categorías de largometraje y cortometraje de ficción, documentales, cine en construcción y tres de nueva incorporación: guiones inéditos, y animación-videoarte.

Además, el Festival estrena, bajo el lema “Luces, Gibara, acción”, un nuevo logotipo que juega con la letra “G” y la forma de una claqueta de rodaje. EFE

ST

Tags: 
Categoria: 

Source: Informe21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *