El «procés» ha empujado a salir de Cataluña a 3.873 empresas desde el 1-O

El «procés» ha empujado a salir de Cataluña a 3.873 empresas desde el 1-O

Tras un paréntesis de seis meses desde que el Gobierno interviniera Cataluña con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la comunidad encarrila los próximos días con la perspectiva de volver a tener un presidente de la Generalitat. Todo dependerá de qué ocurra en la votación de hoy y del próximo lunes para investir al independentista Quim Torra. El tejido empresarial presencia esta situación con incertidumbre ante lo acaecido en los últimos meses. Desde que se celebró el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre, 3.873 empresas han salido de Cataluña según los datos depositados en los registros mercantiles de cambio de sede social recogidos por ABC. Estas cifras se refieren a las solicitudes que han llegado a los registradores de empresas para abandonar la comunidad desde el día después de la consulta, el 2 de octubre, hasta el 20 de abril, último dato disponible.

Pese a que la fuga de compañías no ha desistido, el ritmo ha bajado considerablemente desde los peores momentos del desafío independentista. Si cogemos los datos cronológicos, en los cuatro primeros meses de 2018 solo 665 compañías han pedido salir de Cataluña mientras que en la primera quincena de octubre de 2017, epicentro del «procés», se fueron 700 compañías. En dicho mes trasladaron su sede social 1.815 empresas, mil de ellas también cambiaron su sede fiscal. Desde pesos pesados del tejido empresarial catalán como Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural o Abertis hasta firmas emblemáticas como Idilia Foods -fabricante de Cola Cao-, la Bruixa D’Or o Codorníu.

Intervención del Gobierno
La aplicación del artículo 155 marcó un antes y un después: desde el 1-O hasta entonces, la media de traslados era de 454 cada semana mientras que desde entonces bajó a 79 cada siete días. Una vez que una empresa pide al registro mercantil trasladar su sede social de una comunidad a otra, tiene tres meses para hacer efectiva esta mudanza. El Colegio de Registradores publicó que en el primer trimestre del año confirmaron su salida 1.350 empresas. Muchas de estas firmas pueden haber enviado la solicitud de traslado a finales de 2017 y haberla oficializado a principios de 2018 o haberlo hecho todo en el primer trimestre del año, por lo que estos datos no son equiparables a los de peticiones. En esta estadística, el Consejo desagregó la salida de empresas por comunidades. De las 1.350 empresas que habían salido efectivamente de Cataluña, 743 se habían dirigido a Madrid, es decir, un 55%. Las siguientes comunidades receptoras son aquellas que colindan con Cataluña: 144 se han dirigido a Comunidad Valenciana (un 10,7%) y 112 a Aragón (8,3%) mientras que 70 se han mudado a Baleares (un 5,2%).

Las firmas que han salido de Cataluña entre octubre y marzo suman una facturación de 43.923 millones de euros, según un estudio de Informa D&B. Las firmas que han abandonado Cataluña y se han dirigido a Madrid suman 37.126 millones, un 84,5% de la facturación de las empresas que han salido de la región, según Informa D&B. Madrid atrajo las principales compañías que se fueron de Cataluña, desde el conglomerado empresarial de Caixabank pasando por Gas Natural Fenosa, Abertis o Colonial. Le siguen Comunidad Valenciana, con 2.266 millones -un 5,2% del total-. Entre las firmas que se fueron a Comunidad Valenciana figuran Caixabank y Banco Sabadell. Le sigue Aragón, con 1.480 millones de firmas industriales con menor nombre pero un un fuerte músculo manufacturero. A la región maña se fueron, entre otras, Proclynic o Laboratorios Ordesa.

Temor a un nuevo «procés»
La incertidumbre sigue latente ante el temor de las empresas a que se desate un nuevo «octubre» con el nuevo Govern. Desde la Cámara de Comercio Alemana en España señalan que están a la «expectativa» ante la investidura de Quim Torra y el rumbo que tome el nuevo Govern, pero no entran en valoraciones. El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, pidió el pasado jueves que el nuevo Govern sea capaz de buscar «consensos» en el Parlamento catalán y de «dialogar» con el Ejecutivo del PP, además de acabar con la etapa del 155.

Sindicatos y patronal están de acuerdo. Desde UGT, apuntan a este periódico la postura oficial del sindicato: «El Govern que se constituya tiene que ser constitucional y estatutario. Tiene que respetar las leyes, sin duda alguna. Y por supuesto, volver a lo que hemos vivido no se ajusta a la Ley, lo primero, estamos en contra; y lo segundo, no es bueno, ni para los ciudadanos ni para la sociedad española ni catalana». Por ello, piden que el Govern «emprenda un proceso de diálogo con el Gobierno español». «Necesitamos un Parlament y un Govern que atienda las necesidades de los ciudadanos: desde políticas sociales a Educación y Sanidad», sentencia UGT.

En lo que va de año han abandonado la región 665 empresas: solo en octubre de 2017 salieron 1.815

Asimismo, el número de empresas que ha pedido establecerse en Cataluña en los cuatro primeros meses de 2018 se ha duplicado frente a los tres últimos meses de 2017. Entre enero y el 20 de abril, 341 empresas habían pedido trasladarse a la comunidad, mientras que desde el 1-O hasta el final de 2017 solo lo hicieron 176, aunque el primer periodo es superior.

Como fuere, la hégira ha perdido fuerza pero no se ha frenado. Tras meses de vacío en el poder, si se forma una nueva Generalitat tendrá como gran desafío atraer de nuevo a las firmas que han huido de la comunidad. Empresarios y trabajadores observan los próximos pasos del Parlament.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *