La tasa de paro en EE.UU. baja del 4% por primera vez desde 2000

La tasa de paro en EE.UU. baja del 4% por primera vez desde 2000

El mercado laboral estadounidense está mostrando una fortaleza capaz de dar continuidad a la prolongada caída del desempleo de los últimos años, sin que parezca que el periodo de bonanza toque por ahora a su fin. La tasa de paro ha bajado en el mes de abril del 4%, hasta situarse en el 3,9%, por primera vez desde el año 2000. Entonces, la etapa del boom tecnológico, que ya tocaba a su fin, había dado como fruto una llamativa fase de creación de empleo. Ahora, los 164.000 puestos de trabajo que trajo el mes pasado bajo el brazo han permitido volver a un ratio no visto en 17 años.

Casi quince meses después de que desembarcara en la Casa Blanca, se puede afirmar que Donald Trump ha logrado mantener la buena racha de reducción del desempleo emprendida por su antecesor, Barack Obama, que estrenó en octubre de 2010, primer mes de creación de empleo neto después de la crisis económica. Desde entonces, la economía estadounidense ha sumado 91 meses consecutivos acumulando más puestos de trabajo nuevos que los que se destruyen. Si Obama no lo tuvo fácil, tampoco el actual presidente, de quien los expertos cuestionaban que fuera capaz de hacer descender el ratio del paro mucho más allá del 4,3% con el que se retiró Obama. Ahora, la tasa se ha instalado cuatro décimas por debajo, en una evolución que se acerca al pleno empleo.

Las buenas noticias laborales en Estados Unidos se completan con la confirmación de que los salarios siguen subiendo, a pesar de la bajada de la tasa de paro. Una circunstancia que algunos economistas no logran explicar. En abril, los sueldos han crecido cuatro céntimos sobre el mes anterior, y un 2,6% con relación al año pasado, en un ritmo no inferior al aumento del coste de la vida.

El buen comportamiento del mercado laboral refuerza la intención de la Reserva Federal de continuar con el incremento de los tipos de interés, a pesar de que este pasado miércoles decidiera mantenerlos invariables. Los expertos creen que la FED volverá a aumentarlos en su reunión del 12 y 23 de junio, después de que la inflación, la otra variable que tiene en cuenta de manera prioritario, se encuentre ya cerca del 2%, objetivo máximo fijado por la institución monetaria estadounidense. En la actualidad, los tipos en Estados Unidos se encuentran en el 1,5%-1,75%.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *