El mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota

El mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota

El conocido fabricante de guitarras Gibson Brands INC, quien tuvo entre sus clientes a distinguidos iconos de la música como Elvis Presley o B.B King, se ha declarado en bancarrota y solicitado el concurso de acreedores (conocido en Estados Unidos como el Capítulo 11) y pondrá en marcha un plan para reoganizar su línea de compraventa de instrumentos musicales ya bajo la nueva propiedad de sus acreedores, han informado varios medios estadounidenses.

La compañía con sede en Nashville (Tennesee) se encuentra ante la difícil situación de afrontar uan deuda de 500 millones de dólares vinculada a la adquisición de sus negocios de electrónica, donde las ventas han venido padeciendo un pronunciado descenso. Precisamente en una comunicación ante la Corte de Bancarrotas de Delaware, Gibson ha anunciado que cuando esta operación será concluida el famoso fabricante podrá reenfocarse hacia su línea más tradicional de fabricación de guitarras y sus negocios relacionados con el sonido (altavoces, mesas de mezcla…), que incluye marcas tan respetadas como KRK, Cerwin vega y Stantonheadphones dirigidas a músicos profesionales o amateur.

Según el todavía CEO de la compañía y propietario de la misma desde 1986, Henry Juszkiewscz, «este proceso será invisible para los clientes, quienes se podrán seguir relacionando con Gibson y disfrutar de sus servicios».

El citado pacto permitirá a acreedores como los fodos de inversión KKR Credit Advisors, Silver Point Capital, Melody Capital Partners o Silver Point Capital intercambiar deuda por parte de la propiedad de la compañía reestructurada. Además, para la compañía representará la inyección de 135 millones de dólares, en nuevos créditos para la firma reestructurada, dentro de un proceso del que espera salir el próximo 24 septiembre. Desde la compañía esperan que que estos fondos sirvan para apoyar el negocio de instrumentos musicales y audio profesional, además de servir de refuerzo para proveedores y distribuidores. Lo que permitiría a Gibson contar con «capital financiero utilizable».

En este sentido, la compañía también se deshará de su departamento de dispositivos de audio personales comprado hace algunos a años a Philips.

De cualquier forma, Gibson ha informado de que las ventas de sus míticas guitarras han crecido un 10,5% hasta los 22 millones de dólares en los últimos doce meses. En concreto, cada año vende 170.000 guitarras al año en 80 países. Fundada en 1894, posee dos fábricas para sus guitarras eléctricas en Nashville y Memphis (Tennessee), mientras que sus guitarras acústicas las crea en Bozeman (Montana).
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *