El acuerdo salarial entre Hacienda y los sindicatos se encalla

El acuerdo salarial entre Hacienda y los sindicatos se encalla

Pese a que el Gobierno cuenta con la misma falta de apoyos parlamentarios que hace meses, comienzan a acumularse las señales que parecen alumbrar que habrá cuentas…o elecciones. Después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reiterara el guiño fiscal en el IRPF para los jubilados de edad avanzada, todo un guiño a los nueve millones de pensionistas, ahora su departamento trata de acercar posturas con los sindicatos de cara a una mejora salarial para los tres millones de empleados públicos este año. Medidas que irán en los Presupuestos, que parecen ir madurando su punto de cocción de cara a que el Gobierno los presente en la última semana de marzo.

De momento los contactos en el tema de salarios públicos con las centrales siguen encallados. La secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, se ha reunido hoy lunes por la tarde con representantes de los tres principales sindicatos de las administraciones (CC.OO, CSIF y UGT) para ofrecerles una propuesta similar a la de hace meses: subir a los empleados públicos el sueldo entre un 5,25% de forma fija (un 1,5% para 2018, un 2% y casi un 8% si se cumplían varias variables relacionadas con el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB, con medio punto más en 2018 y hasta 0,75% adicional en 2019 y 2020 si se superan las previsiones del Gobierno) además de otro medio punto más en el acumulado si se cumplía el déficit en el trienio 2018-2020.

Mañana, nueva reunión
Fuentes sindicales apuntan que los porcentajes variables anuales y los condicionantes se han endurecido, aunque la subida global es similar. «Hacienda ha empeorado su propuesta», señala Pepe Fernández, coordinador del Área Pública de CC.OO. La parte social sindical estudiará hoy la propuesta, en todo caso, pero las expectativas que había sobre el encuentro se frustraron. La reunión se alargó más de tres horas pero sin final feliz.

La propuesta no satisfizo en septiembre a los sindicatos ni tampoco ahora. Por ello, ambas partes se han emplazado a mañana miércoles, cuando se volverán a reunir por la tarde con la secretaria de Estado, Elena Collado.

Hacienda lleva semanas en las que ha retomado las negociaciones con nuevos acercamientos. En un principio, el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro confirmó que si no había Presupuestos se aprobaría la mejora salarial vía decreto. Posteriormente, volvió a reunirse con las centrales tras meses de no verse las caras, prometiendo mejoras frente a lo ofrecido en septiembre, cuando las negociaciones con partidos políticos y sindicatos saltaron por los aires después de que la crisis catalana alcanzara sus máximas cotas de tensión ante la celebración de la consulta ilegal soberanista.

Fin de la parálisis
Ahora los acercamientos se vuelven a tejer. Sin ir más lejos, la semana pasada Hacienda ofreció que todas las administraciones y colectivos públicos puedan cubrir todas sus bajas, eso sí, siempre y cuando cumplan sus objetivos de déficit. Ello acabaría con la tasa de reposición, que ahora está en el 50% con carácter general y en el 100% para algunos servicios públicos fundamentales como Sanidad, Educación, fuerzas y cuerpos de seguridad y lucha contra el fraude fiscal.

Asimismo, permitiría la creación de empleo neto en el mejor de los escenarios, un hecho inédito desde 2010, destaca UGT. En septiembre el Ministerio ya ofreció elevar la tasa de reposición del 50% al 75%. Por ello, ya se dejó casi cerrado la conversión de hasta 300.000 interinos en fijos, por lo que este capítulo ya estaba cercano al acuerdo.También se había avanzado en temas como la jornada semanal de 35 horas, que el Ministerio de Hacienda estaba abierta a aprobar en determinados colectivos y turnos, y en el cobro de la incapacidad temporal. Falta la negociación salarial, el capítulo más espinoso.

Desde el Gobierno se pretende poner fin a la moderación salarial de los últimos años, pero se quiere que sea compatible con el equilibrio de las cuentas públicas, para seguir cumpliendo los objetivos de déficit fijados por Bruselas. El sector público, que hasta 2015 había tenido los sueldos congelados, es un pilar fundamental en esta estrategia. El próximo miércoles, nuevo encuentro.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *