Las notas del solfeo se trasladan al zapateado flamenco en Río de Janeiro

Las notas del solfeo se trasladan al zapateado flamenco en Río de Janeiro

Traducir las notas del lenguaje musical tradicional al zapateado flamenco es la clave del innovador método de aprendizaje que la bailarina española Rosa de las Heras ha popularizado en todo el mundo y que presenta hoy por primera vez en Brasil.

Las notas del solfeo se trasladan al zapateado flamenco en Río de Janeiro

De las Heras (Talavera de la Reina) trabajó como bailarina y coreógrafa alrededor del mundo con las compañías de Rafael Amargo y Joaquín Cortés antes de experimentar con este método, que se basa en un sistema de notación científica que se vale del lenguaje musical para la transcripción y aprendizaje del zapateado flamenco.

La bailarina española, que también ha estudiado guitarra tradicional, impartirá este sábado una clase magistral titulada “Movimiento, ritmo y zapateado” en el Instituto Cervantes de Río de Janeiro, entre un grupo de profesores de flamenco y alumnos aventajados.

De las Heras explicó en una entrevista con EFE que en los conservatorios siempre que uno estudia un instrumento de percusión aprende con un sistema de notación vinculado al mismo, así que lo que propone es un sistema creado justo para el ritmo de zapateado que se hace en este caso con los pies, pero que igual al de los instrumentos, es ritmo.

“Yo aprendí como todos los flamencos, de oído, repitiendo con los pies los ritmos que oías, sin saber exactamente que estabas haciendo rítmicamente, pero como a parte hice la carrera de música, desde pequeña me preguntaba porque en danza no me explicaban también el ritmo que yo ya sabía por la música”, cuenta la bailarina.

Este fue el motivo que le llevó a investigar y a desarrollar este método, “por mi inquietud después de 20 años bailando en diferentes compañías profesionales vi que existía esta carencia en la danza, donde tocábamos las castañuelas, hacíamos ritmo, zapateábamos, pero no sabíamos que ritmos hacíamos, era solo oído y repetición”.

La bailarina y docente explica que el sistema de percusión está basado en dos líneas, un bigrama, en el cual la línea de arriba corresponde al pie derecho y la de abajo al pie izquierdo.

Además el método de la bailarina no requiere de conocimientos musicales previos porque “lo enseña a la vez”, ya que “es una parte de la música que se centra en el ritmo, entonces se aprende a la vez que zapateas la notación”.

“Es como la lengua materna uno aprende a hablar y después aprende a escribir, pues yo enseño esos ritmos primero y después cómo se escriben esos ritmos”, añade

La bailaora española confía en que su propuesta será bien recibida en Brasil, como ocurrió durante sus estancias en Polonia y Austria.

Su experiencia en distintos países, asegura, le ha demostrado que el flamenco es “algo muy respetado, muy querido, muy valorado y admirado fuera de España”.

“Si tu dices en España que va a enseñar flamenco en las aulas, te miran como… ¿flamenco?, sin embargo fuera del país, lo alaban porque potencian más la cultura y la música propia”, expresa de las Heras.

Como bailarina y música, pero también como docente e investigadora, opina que las artes están excluidas de las instituciones universitarias en España y que se consideran aún como materias de menor importancia, lo que además les hace tener peor salida laboral.

La danza está incluida en la universidad en todos los países de Europa excepto en España e Italia, y es que en su opinión nos seguimos basando en el modelo medieval que sobrevalora lo teórico en detrimento de los práctico, y este pensamiento, que sigue imperando en países como España, hace que “seamos considerados como titiriteros” añade.

EFE / LR

Tags: 
Categoria: 

Source: Informe21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *