Menahem Michel Edery Estándares de calidad empresarial

Menahem Michel Edery Estándares de calidad empresarial

Menahem Michel Edery

Menahem Michel Edery presidente de ThermoGroup C.A. nos habla aqui sobre como mantener Estandares de Calidad para nuestra empresa, de este modo poder tener un buen ambiente de trabajo y un excelente servcio de cara a nuestros clienes.

Estándares de calidad empresarial. ¿A qué te enfrentas actualmente?
Cuando se habla de calidad empresarial, se habla de servicio, producto y atención al cliente.
Los estándares no son mas que los niveles que se desean para obtener los resultados de
una acción, un programa, una actividad o un servicio.
Entre las palabras que se utilizan como parámetros de evaluación para definir si los niveles
son altos o bajos ante lo que se desea ofrecer a nivel de empresa, están los estándares
como parte de las normas técnicas.
Los estándares se definen una vez estudiado el problema y elaborado un plan de gestión
para solucionarlo, en este proceso no existen elementos externos que manejen la
evaluación, por ello se monitorean y se evalúan periódicamente, aplicando así los
indicadores de gestión, quienes determinan los niveles de calidad que se buscan.
Toda empresa busca brindar productos o servicios de calidad, para poder lograr sus
objetivos se fijan ciertos estándares de calidad que le permitirán saber que tan bueno es lo
que están brindando.
Es por ello que se puede decir que los estándares de calidad son los puntos de referencia
que sirven para fijar un mínimo necesario de condiciones para cubrir todos los rasgos y
características que sean capaces de satisfacer eficientemente las necesidades de los
consumidores, de esa manera se sabrá con tiempo suficiente, si se debe realizar alguna
modificación, con el único fin de mejorar los procesos y los productos que se ofrecen al
consumidor final.
Existe un procedimiento básico para establecer los estándares de calidad y está identificado
en tres pasos: calidad de los insumos del producto, se da de manera previa al proceso y
funciona para controlar los materiales o las partes que intervienen en la producción.
Calidad en el proceso, se basa en las características de calidad establecidas que deben
estar presentes para satisfacer las necesidades conocidas y se determinan a medida que se
le procese.

Como tercer paso, pero no menos importante, está la calidad en el servicio, se da de
manera posterior, es la medición que se realiza de manera posterior al proceso de
elaboración del proyecto, haber cumplido con cada característica, decir que es un producto
terminado, que funciona de manera adecuada.
En la actualidad estos estándares son medibles de manera mas eficiente escuchando aún
mas a su consumidor potencial, las empresas se encuentran ante un mercado competitivo y
la calidad es un sello de distinción para participar en la lucha global de marcas, productos y
servicios.
De esta manera, los estándares ayudan a las empresas a sobrevivir a una economía cada
vez mas agresiva, aplicando normas técnicas por parte de las empresas fabricantes o
prestadoras de servicios, en cualquier parte de la cadena productiva, si lo que se quiere es
lograr un eficiente y eficaz posicionamiento comercial.
Esto le permite a las empresas la libre circulación de bienes y servicios tanto a nivel local
como a nivel internacional y fomentar así la competitividad empresarial, tal y como lo indica
la Dirección de Normalización del Instituto Nacional de Calidad, quienes se encargan de
realizar las normas ISO y determinar así los estándares establecidos y validar su promoción.
Sin embargo, establecer esos estándares de calidad requiere de marcar las pautas, definir
cada parte del proceso para obtener como resultado ese bien, producto o servicio que como
empresa se plantea ofrecer. Para las pequeñas y medianas empresas, se les recomienda
empezar con una evaluación básica y continuar con un proceso de mejora continua
abriendo así las puertas para los diferentes mercados a nivel nacional e internacional.
En la actualidad las empresas se enfrentan a parámetros como: calidad adecuada, apto
para cubrir las necesidades del consumidor, que cumpla con sus especificaciones, que
ofrezca un valor agregado y que sus características perduren en el tiempo.
De esa manera se podrá ofrecer un producto, bien o servicio adaptado a las
especificaciones y necesidades de ese consumidor final logrando posicionarse en niveles
altos, y lograr así cada meta planteada.

Articulo desarrollado junto a Samuel Chocron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *