BASF aumenta un 14% sus ventas en 2017 y este año invertirá 51 millones en las plantas españolas

BASF aumenta un 14% sus ventas en 2017 y este año invertirá 51 millones en las plantas españolas

El grupo químico BASF facturó el año pasado en España 1.325 millones, un 14 % más que en el anterior ejercicio. Carlos Navarro, director general de la compañía en España y Portugal, ha avanzado este miércoles en Barcelona que el grupo de origen alemán invertirá durante este año 51 millones en nuestro país, de los que 26 irán a parar al complejo industrial de Tarragona y 14 millones en Guadalajara. Una inversión que se incrementa un 27,5% respecto a los 40 millones presupuestados el año pasado.

Navarro ha señalado que la misma tónica ascendente se mantiene también en el primer trimestre del año. El incremento del 14% de las ventas de BASF se ha debido al crecimiento de la demanda del 8% respecto a 2016 y que los precios que han subido un 4%, todo lo contrario que ocurrió en el anterior ejercicio, cuando la demanda se incrementó solo un 4% y los precios del petróleo eran altos.

El directivo también ha atribuido los buenos resultados a la evolución en el negocio de catalizadores en el mercado de la automoción, en el de productos químicos para la construcción, dado que el sector ha crecido un 3% y en el de químicos intermedios, es decir, aquellas materias primas que sirven de base para fabricar luego productos como detergentes, plásticos, fibras textiles o pinturas, por ejemplo.

España, en la Champions de la química
BASF ha crecido más que la industria química en su conjunto en España. La Federación Española de la Industria Química (FEIQUE) acaba de publicar que los resultados del sector en España el año pasado crecieron un 4,6%. Nuestro país es el número 12 en el ranking mundial de Basf, detrás de Japón e India. La compañía alemana tiene factorías y producción en más de 80 países, por lo que Navarro no ha dudado al afirmar que en química España se encuentra en la Champions.

El directivo ha resaltado que las ocho plantas que el grupo tiene en España están a un 79% de su capacidad productiva, es decir, que funcionan prácticamente «a pleno rendimiento», y la producción total de las plantas alcanzó las 787.000 toneladas en 2017, similar a la de 2016.

En cuanto a las inversiones, el complejo industrial de Tarragona, el mayor del sur de Europa, recibirá 26 millones en 2018 para mejorar sus procesos y sus infraestructuras, frente a los 24 millones de 2017. BASF destinará a la planta de Guadalajara, especializada en pinturas para el sector del automóvil, un total de 14 millones, frente a los 9 millones invertidos en 2017. El complejo de Guadalajara, que da trabajo a unas 600 personas, es un «centro estratégico» para BASF que la multinacional quiere potenciar, ya que es una de las tres más importantes de la multinacional en cuanto a tecnología en materia de pintura.

Corredor Mediterráneo
El directivo también se ha referido en la presentación de los resultados a la cruz de esos resultados. Navarro se ha referido a dos factores que restan competitividad a la compañía en nuestro país: el precio de la energía en España, que es «un 25%» superior al de los países del entorno, y la demora en la llegada del ancho de vía europeo a Tarragona.

Sobre la inversión ferroviaria, ha dicho que BASF está a la espera de que el Gobierno empiece las obras del ancho de vía internacional en Tarragona para poder construir una estación intermodal que le permitirá transportar su producción por tren al resto de Europa, y ha añadido que «tan pronto» como el Gobierno comience estas obras BASF iniciará su inversión.
Source: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *